La oficina ejecutiva continua entre nosotros, pero su mobiliario ha cambiado, aún impresiona por su gran tamaño y características, no obstante hoy ofrece la posibilidad de ser un espacio de uso múltiple compartido.

Es un mercado que está en agudo contraste con jerarquías planas y espacio de trabajo ágil, pero los muebles del lugar de trabajo de alto nivel ejecutivo se siguen vendiendo y mucho. A pesar de la cantidad creciente de CEO´s y directores de abandonar sus oficinas privadas para sentarse con orgullo en medio de su personal (tal vez a su pesar), sigue habiendo una fuerte demanda de mobiliario de oficina de gama alta, lo que significa que muchos no están muy dispuestos a renunciar a su enclave por el momento. Sin embargo, con los actuales costos de los espacios, y el personal más joven esperando una cultura de trabajo más democrática y colaborativa, el mercado está cambiando de rumbo.

“Pregunte a cualquier ejecutivo si quiere una oficina privada de gama alta o prefiere trabajar “de escritorio abierto”, y en el fondo, todos sabemos cómo respondería la mayoría”, dice Steve Fitch, director de “Dovetail” proveedor de muebles. Pero esa mentalidad muestra signos de disminución a medida que la nueva generación se hace cargo. Fitch cree que siempre habrá un mercado para mobiliario de dirección, pero ha disminuido debido a los costos de bienes raíces y los avances tecnológicos (promoviendo el trabajo móvil, por ejemplo), por lo que las oficinas privadas se han convertido en multiuso.

“A pesar de que hay menos células de oficinas, los gastos por oficina han aumentado para crear un espacio privado de uso múltiple”, dice. “Los ejecutivos entienden el potencial despilfarro de dinero y espacio que supone una oficina celular de gama alta que estará vacía, y por lo tanto están abiertos para que puedan ser utilizadas por otras personas para reuniones, presentaciones, o incluso siendo compartidas.”

Estas habitaciones ofrecen a menudo las zonas “suaves” para reuniones informales, grandes mesas para reuniones formales y escritorios para trabajo privado, pero todos de una especificación más alta – un término medio que todavía proporciona al personal de alto nivel un lugar para impresionar a los clientes.

Las discrepancias entre los sectores de clientes también son más evidentes en el alto nivel. Las agencias de publicidad, por ejemplo, están abrazando con entusiasmo estos espacios de trabajo ágiles debido a que su proceso de trabajo es en gran parte creativa, es decir, los empleados están lejos de sus escritorios, haciendo brainstorming y colaborando (y jugando ping pong). Los sectores financieros y legales, por su parte, están todavía arraigados en gran medida en los sistemas jerárquicos, sin dejar de lado el aprovechamiento del espacio y el trabajo móvil. Según Marc Bird de Kinnarps , el reto es a menudo lograr muebles con funciones contemporáneas pero acabados lujosos como la madera maciza y cuero.

“A pesar de que hay menos células de oficinas, los gastos por oficina ha aumentado para crear un espacio privado de usos múltiples…”

“El traslado a “escritorio abierto, open plan o planta abierta” ha tenido un efecto masivo en esta industria”, dice. “Los empleados Senior usan mucho menos su mobiliario para marcar territorio. Estamos viendo una expresión más sutil de éxito, utilizando gamas de mobiliario más consistentes a través del espacio de trabajo, pero “con mayores especificaciones” para puestos de alto nivel.” Por lo tanto, mientras que el personal pueda tener un escritorio laminado como Kinnarps’ Oberon, el jefe podría tener el mismo pero en un barniz oscuro.

Bene ha ampliado recientemente su gama ejecutiva AL para incluir acabados como el aluminio anodizado negro, cuero, roble y cristal de peso pesado. Los diseños también incorporan tomas de corriente y estación de conexión por debajo de la mesa, permitiendo tanto el trabajo en equipo como el individual y regulación de altura. Con su superficie de mesa cónica, el escritorio de comunicación de la marca alemana Walter Knoll está diseñado para tener una “zona privada” para el trabajo individual en el extremo más estrecho, así como una “zona de encuentro” para pequeñas reuniones en el otro.

Hands Furniture, una marca de muebles establecida, bien versado en las necesidades de los clientes ejecutivos, también ha notado un repunte en la demanda de materiales de calidad. “La retroalimentación de la gama alta muestra un deseo por el resurgimiento de materiales naturales clásicos, como chapa de madera real y cuero, pero con un toque de diseño contemporáneo,” dice Paul Alexander, de la empresa. Se dice que la compañía se ha centrado en sus rangos ejecutivos en los últimos años y se ha visto un crecimiento significativo en los mercados nacionales y de exportación, y demanda a través de diversos tipos de clientes desde venta al por menor hasta ingeniería y farmacéutica.
El nuevo proveedor de muebles “By Bailey” también está sacando provecho de un mercado de gama alta fuerte.

“La colaboración dentro de los espacios compartidos es la moda hoy en día, pero no debe ser visto como la norma”, dice el fundador, Mark Bailey. “La colocación de una manada en el centro de una oficina no es la única respuesta.”

Él dice que la búsqueda de la reducción de la huella y el seguir las tendencias ha eclipsado a veces la necesidad del espacio privado, que es a menudo necesario. By Bailey se puso en marcha durante la “Clerkenwell Design Week” y se concentra únicamente en el alto nivel. Su nueva sala de exposición demostró su inclinación por rangos ejecutivos traídos de las marcas estadounidenses Gunlocke y HCF una caja de “Mad Men” estratégicamente situada en los estantes.

A pesar de que a menudo representan la antítesis del diseño del lugar de trabajo con visión de futuro en la mente de muchos diseñadores, la influencia de Mad Men es indiscutible. Y mientras el mercado se desplaza gradualmente hacia las sensibilidades más modernas de la vida de oficina flexible, democrática, parece que todavía hay un Don Draper / Peggy Olson en el interior de muchos ejecutivos que causan antojos de lujo en el trabajo – por ahora, es sutil, y la riqueza se escurre un poco más al personal.